Olivo (Olea europaea) en la zona de la Guia (Manresa) cortado y brotado de nuevo después que el frío extremo de enero de 1985 matara por completo su parte aérea. El tamaño del tronco antiguo atestigua la excepcionalidad de la ola de frío registrada en aquel mes de enero. Todos los olivos de la zona resultaron afectados. [foto Florenci Vallès]